Notas Express

febrero 23, 2010

El día que mataron a Tinelli

Tinelli
Este año la Feria del Libro de de Buenos Aires, en el stand de la editorial Dunken encontrarán ejemplares de el libro del autor Pex Frito, “El día que mataron a Tinelli“.
La edición 2009 del mismo, se encuentra agotada, sin embargo la editorial ha reservado ejemplares para los asistentes a la Feria del Libro 2010, que se desarrolla todos los años en la Ciudad de Buenos Aires.
En la poética de Pex Frito conviven el humor y el espanto, sus narraciones se caracterizan por el empleo de el absurdo y la ironía, lo que ha posibilitado que sus textos hayan sido llevados a la escena teatral en Argentina, México, Italia, Uruguay y Chile.
Desde el año 1991, Pex Frito viene desarrollando su obra literaria, compuesta de numerosos escritos en los cuales se permite explorar los límites de la literatura y lo popular.
Pex Frito, ha comprometido su asistencia a la Feria del Libro de la Ciudad de Buenos Aires, donde disertará sobre “La Cultura Pop, Post y Punk: Hacia dónde vamos, de dónde venimos y dónde estamos.”

febrero 10, 2010

Nematodos, la amenaza bajo tierra.

Filed under: Agricultura — Mega @ 1:25 pm

nematodos
Los nematodos son habitantes comunes de los suelos. Viven a expensas de la raíz, tallo, yemas, hojas y semillas de la planta, provocando daños mecánicos o induciendo alteraciones en la actividad celular.
Estos cambios traen como consecuencia una disminución del crecimiento, y la muerte de las plantas en ataques severos. Asociados con otros patógenos del suelo (virus, bacterias, hongos) dan origen a enfermedades complejas de difícil control. Como no generan síntomas específicos en la parte aérea de la planta, la mayoría de los productores ignoran su presencia. Enviando al INTA, Universidades o a la EEOAC una simple muestra de suelo o raíces, todos los productores pueden determinar la situación en su lote.
¿Nunca se preguntó por qué no logra alcanzar todo el potencial de la semilla que compra a pesar de realizar una nutrición adecuada y combatir plagas e insectos con éxito? La respuesta a esta pregunta puede estar bajo el suelo, o dentro de las plantas que tanto cuida. Según un informe del Dr. Eliseo Jorge Chaves, responsable del Laboratorio de Nematología del INTA-EEA Balcarce, los nematodos que se encuentran en los suelos cultivados de nuestro país pueden provocar diferentes grados de daño en plantaciones de soja, maíz, trigo, girasol, papa y hortalizas. El nivel de daño depende de la susceptibilidad de la planta hospedante y de las condiciones de temperatura y humedad del suelo, entre otros factores. Incluso algunas especies están capacitadas para sobrevivir a la falta de alimento o a las condiciones adversas del medio durante varios meses y aún años, y vuelven a desarrollarse tan pronto como estas condiciones se normalizan.
Potencial de daño:
Las pérdidas causadas por el ataque de nematodos en distintos cultivos permiten conocer la importancia de estos parásitos desde el punto de vista económico. Estos parásitos generan pérdidas que han comenzado a evaluarse con la utilización de nematicidas, que permitieron realizar ensayos de comparación entre plantas sanas y enfermas. La Secretaría de Agricultura de los EE.UU. estimó, para 1965, pérdidas anuales de 372 millones de dólares sobre 16 cultivos, en 1968 se estimaron pérdidas del 9.9 % del total de la cosecha en treinta cultivos de interés económico, y J. N. Sasser en 1979 midió disminuciones del rendimiento del 24 % en cultivos de papa para regiones tropicales.
Durante la última reunión técnica Syngenta/ Aapresid/ Aacrea, desarrollada en Paraná hace pocos meses, el Ing. Eleodoro Del Valle, especialista en el tema, señaló que en Argentina, durante la campaña 2008/09, los nematodos generaron pérdidas del 10% del rendimiento en maíz y del 10,6% en soja.
Nematodos habitantes del suelo:
Tanto en muestras de suelo como de partes vegetales se encuentran distintos tipos de nematodos, los cuales pueden ser caracterizados por su hábito alimenticio. En general, se reconocen cinco grupos: bacteriófagos, fungívoros, omnívoros, predadores y fitófagos. Los nematodos fitófagos se alimentan de tejidos vegetales: raíz, tallo, hoja y semilla. De acuerdo con la forma de alimentarse, los fitófagos se diferencian en tres grandes grupos: ectoparásitos, porque se alimentan de las células epidérmicas de la raíz, eventualmente de la corteza, sin penetrar en los tejidos; semiendoparásitos, porque penetran en las células de la corteza, de donde se alimentan; y endoparásitos, capaces de ingresar en la raíz para alimentarse de las células del periciclo, induciendo la formación de células gigantes o sincitios (Globodera, Meloidogyne) y agallas radicales en el caso de Meloidogyne.
Nematodos encontrados en nuestro país:
Según señala el informe del Dr. Chaves, en los suelos cultivados de nuestro país se han encontrado diferentes géneros de nematodos fitófagos de importancia agrícola. Ente ellos, el género Globodera, reúne las especies que forman quistes redondos; en este grupo se encuentra el nematodo quiste de la papa, Globodera rostochiensis. El género Heterodera presenta quistes en forma de pera y en forma de limón; en este grupo se encuentra el nematodo quiste de la soja, Heterodera glycines.
Otro habitante común en nuestros suelos es el nematodo espiral, Helicotylenchus. Las especies de este género habitan en suelos pesados y en suelos arenosos, y son moderadamente perjudiciales. Algunas variedades comerciales de maíz y soja son muy buenos anfitriones, y si bien no existen hoy variedades resistentes, sí puede haber diferencias en la susceptibilidad.
El otro género característico es el Meloidogyne, que reúne a las especies que viven en zonas de altura, en climas tropicales y en regiones de climas templados. La temperatura óptima del suelo para el desarrollo de Meloidogyne se encuentra alrededor de los 25 º C. La eclosión de los huevos de esta especie, el escape de los juveniles y la infestación de las raíces depende de las condiciones ambientales y no de sustancias químicas secretadas por la raíz, como es el caso de los nematodos quiste. El rango de hospederos de los Meloidogyne abarca muchas y variadas especies vegetales, incluyendo malezas. Los síntomas aéreos generalmente son la reducción del crecimiento y la producción de menor cantidad de hojas, las que son pequeñas y cloróticas y tienden a marchitarse en tiempo caluroso. Las raíces infectadas presentan agallas cuyo tamaño depende de la densidad de los nematodos, la especie involucrada, la temperatura y otros factores; sin embargo, algunas especies no forman agallas en la raíz.
El género Pratylenchus comprende nematodos endoparásitos migradores, es decir, que viven tanto en el suelo como en el interior de las raíces en todas las fases del desarrollo, de juvenil a adulto. Prefieren los suelos arenosos y húmedos que les permiten moverse con facilidad. La temperatura óptima del suelo para su normal desarrollo varía con la especie, pero prefieren regiones de climas templados y cálidos. Los síntomas aéreos en las plantas atacadas están caracterizados por áreas circulares de plantas cloróticas y enanas. Pratylenchus causa la muerte de las células de la raíz, formando zonas necróticas características. Estas zonas son la vía de entrada de otros organismos patógenos secundarios de la podredumbre, los cuales aceleran el proceso de pudrición y culminan con la muerte del sistema radical.
El ciclo biológico de los nematodos fitófagos se desarrolla en el suelo o dentro de la planta, según la modalidad de alimentación, y en él se diferencian tres estados: huevo, juvenil y adulto.
Gira Syngenta por la zona núcleo:
Los especialistas de Syngenta recorrieron lotes de soja y maíz en Santa Fe y Buenos Aires, y en Córdoba, hasta la localidad de Alta Gracia. En todos los campos donde monitorearon plantas se encontraron nematodos. La principal especie detectada fue el nematodo espiral (Helicotylenchus sp.), presente en el 94% de las 300 muestras tomadas. Según indica el U.S. Department of Agriculture (USDA), más de 100 Helicotylenchus/100 cm3 de suelo es una densidad alta y nociva para el cultivo de maíz, causando retraso en el crecimiento.
En las zonas de 9 de Julio y Carreras se encontró Meloidogyne. Según sostiene el Ing. Pablo Rugeroni, del Servicio Técnico Syngenta, “a medida que nos acercamos a la zona centro de Córdoba la presencia de Meloidogyne se va incrementando. Vimos lotes con alta infestación en Pilar, Alta Gracia, Lozada y Laguna Larga”. También se encontraron Pratylenchus, Paratylenchus y Helicotylenchus.
Formas de Resistencia:Los nematodos del suelo, y entre ellos los fitófagos, han desarrollado mecanismos de resistencia que les permiten sobrevivir en condiciones ambientales adversas. En Meloidogyne este mecanismo se observa en la protección de los huevos de la desecación por medio de una matriz gelatinosa que los envuelve y que es secretada por la hembra. Esta matriz es de color amarillo y puede verse en los tubérculos de papa muy infestados. En Globodera y Heterodera los huevos “larvados” quedan protegidos dentro del quiste, que es el cuerpo endurecido de la hembra muerta.
El nematodo del tallo, Ditylenchus dipsaci, sobrevive a la desecación formando una masa de juveniles del cuarto estadio en los tejidos muy infestados.
Algunas especies de nematodos pasan los períodos desfavorables protegidas por el tejido que parasitan; otras, en cambio, sobreviven quedando inactivas en el suelo (quiescencia, senescencia). El período de inactividad depende de las reservas alimenticias y de las condiciones ambientales.
Cómo atacan la planta hospedante:
Los nematodos fitófagos se alimentan introduciendo el estilete en los tejidos de la planta. El estilete es una formación dura, en forma de aguja hipodérmica, que sirve para romper la pared celular. El esófago de estos parásitos actúa como bomba aspirante y permite el paso del jugo celular hacia el intestino.
Algunos nematodos causan un daño mecánico leve en las células de las que se alimentan, sin que en éstas se operen cambios visibles; otros, por el contrario, provocan lesiones importantes.
Además, algunos estimulan cambios en las células que parasitan por medio de sustancias que ellos segregan o por medio de sustancias que produce la planta en base a la presencia del parásito. El ejemplo más conocido es la formación de agallas en las raíces atacadas por Meloidogyne sp, las cuales se forman por hipertrofia (aumento del tamaño celular) e hiperplasia (aumento del número celular) de las células de la corteza y el periciclo.
Para combatir el daño que generan los nematodos en cultivos de soja, maíz, trigo, girasol o papa, Syngenta está trabajando en un nuevo producto que saldrá al mercado este año.

Blog de WordPress.com.